¿Quieres recibir las recetas en tu correo?

27 de enero de 2013

Albóndigas en Slow Cooker



Esto es otro de mis experimentos para conseguir unas albóndigas sin fritangas porque las tradicionales me resultan muy grasientas.  No estoy en contra de consumir grasas - sobre todo aceite de oliva - pero si procuro freír cuando no hay otra opción. El primer intento fue hacer unas Albóndigas en salsa Española, las de siempre pero sin freírlas, utilicé el horno de convección y funcionó, la salsa si que es el típico sofrito, muy rica pero pesada. Otra buena opción son las Albóndigas de Pesto que se doran en una cantidad mínima de aceite y van acompañadas de dos salsas, una de tomate y otra de pesto, las dos caseras.

Estas van más allá, las albóndigas no se fríen y la salsa es una mezcla de caldo de carne, salsa de tomate y vino blanco que se reduce y espesa mientras se cocinan las albóndigas. Es importante que el caldo sea casero y lo hayamos desgrasado, un buen caldo concentrado y gelatinoso hará que la salsa resulte sabrosa y consistente, con la salsa de tomate podemos hacer trampa. Gracias a la Slow Coocker, también conocida como Crock Pot, la cocción es muy lenta lo que permite que las albóndigas queden perfectamente cocinadas y enteras mientras la salsa se espesa. 

Francamente, cuando vi la receta en un libro para estas cazuelas no me lo creía,  pensé que todo terminaría en una salsa Boloñesa pero no fue así. No sólo quedan enteras y perfectamente cocinadas sino que resultan muy sabrosas. Si tenemos el caldo y la salsa de tomate hechos no se tarda nada en prepararlas y sobre todo, no se mancha la cocina. Es cierto que tardan tres horas en cocinarse, puede parecer una eternidad pero en realidad ahorra tiempo para otras cosas ya que no hay que vigilarla. Al ser una olla eléctrica no hay que preocuparse porque la comida se pegue o se desborde, sólo mantiene un suave chup-chup así que podemos dedicarnos a otra cosa durante ese tiempo.




Ingredientes

para las albóndigas
500 gr. de carne picada
sal, ajo en polvo, pimienta, perejil, tomillo y romero
1 huevo batido
1 chorrito de leche
1 rebanada de pan blanco
1 cucharada de pan rallado

para la salsa
3 cucharadas de aceite de oliva
250 ml. de caldo de carne
250 ml. de salsa de tomate espesa
3 cucharadas de vino blanco
sal, pimienta, tomillo y romero




Preparación

Mezclar los ingredientes de las albóndigas en un bol, tapar con film y refrigerar unas horas o toda la noche.

Untar el fondo de la cazuela con el aceite y encender en la posición HIGH para que vaya calentando. Formar 36 albóndigas y rebozar sólo en pan rallado, colocarlas cubriendo el fondo de la cazuela. Calentar un poco el caldo y echarle una pizca de sal, pimienta, tomillo y romero. Cubrir las albóndigas con el caldo, el vino blanco y la salsa de tomate. Tapar y cambiar la temperatura a LOW, dejar que que se cocinen durante 3 horas.

Importante: no abrir la cazuela o el tiempo se alargará hasta el infinito.... cada vez que destapamos hay que añadir 15 minutos más al tiempo de cocción.




Pasado ese tiempo estarán como vemos en la foto. Hay que subir la temperatura a HIGH e ir sacando las albóndigas, yo las voy poniendo en los taper de ración, remover un poco la salsa para homogeneizarla y repartirla por encima de las albóndigas.





28 comentarios:

  1. Muy buena idea pero no conozco esa olla..........te quedaron de lujo.......un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una olla eléctrica de cocción lenta, yo la uso cada vez más porque el sabor de las comidas es espectacular!

      Eliminar
  2. Se ven de muerte!
    Tendré que desempolvar mi slow cooker (la pasé al trastero) y hacerlas! Así me paso la vida: retiro cacharro, retomo cacharro, lo vuelvo a retirar y vuelta a por él, ja, ja
    Bueno, no con todos, hay cosas que tengo claras: la Th, la KA, la GM, la "pani", ..., pero la "slow" no me acabo de decidir!
    De momento te copio la receta!
    Besazos y buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la compré el año pasado pero sólo la usaba para hacer caldo - espectacular- y poco más porque no sabía cocinar en ella, llevo todo el invierno haciendo legumbres y cosas de ese tipo así que le he cogido el truco y es que no tiene truco! Ahora estoy probando nuevas cosas y no ha fallado ni una, recupera la tuya que te lo estás perdiendo...

      Eliminar
  3. Gracias!!! Se me ha hecho eterna la espera pero ha merecido la pena! Me pongo a ello y asi la estreno! La tendre desde hace 6-7 años y aun esta sin tocar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando empieces a usarla descubrirás lo buena que es, no manchas la cocina, no da olores y no hay que vigilarla! El sabor de la comida no tiene nada que ver, un simple caldo resulta mucho más sabroso que hecho en una olla a presión. Ya me contarás...

      Eliminar
  4. Que buena idea! Cuanto más sano comamos mejor! Te han quedado estupendas!

    ResponderEliminar
  5. Fantásticas!!! me ha encantado tu receta!Besos

    ResponderEliminar
  6. Me apunto esta receta, porque tenemos la slowcook y la utilizamos poco. Esta semana mi marido ha hecho un rabo de toro espectacular. La semana que viene a ver si sorprendo con estas albondigas tan estupendas. Besos y gracias, sigue publicando recetas con esta olla por favor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como todas las máquinas, algunas cosas las bordan y otras no, yo prefiero usar cada una para lo que resulta mejor.... ese rabo de toro me lo imagino! Las carnes estofadas quedan impresionantes pero también todas las legumbres, los caldos... hasta el arroz queda de miedo.

      Eliminar
  7. Desconozco la olla que mencionas,Yo cuando las quiero bajas en grasa las preparo con el cestillo de la thermomix...me voy a investigar sobre la olla..

    Besets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya las hay hasta en El Corte Inglés, yo la compré en Amazon.uk, tienen muchísimo donde escoger, buenos precios y envío gratuito a España.

      Eliminar
  8. Tienen un aspecto delicioso, me encantan. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  9. Eres la segunda persona a la que veo la crockpot, y también te veo sorprendida a la par que encantada. Si son albóndigas, lo digo siempre, me apunto ya. A lo de la crock pot, sospecho que todo se andará. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola es una receta muy buena, pero no conozco la olla, Intentaré hacerla.Gracias

      Eliminar
    2. Es una cazuela bastante desconocida en España pero no así en otros países, yo la compré en Amazon.uk, suelen tener ofertas y los portes son gratis.

      Eliminar
  10. Una maravillosa receta muy sana y curiosa!! la olla la desconozco pero viendo el resultado todo un acierto uummm...Besos

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que no soy muy fan de estos aparatos, pero reconozco que tus albóndigas tienen una pinta estupenda.
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  12. Pues me parece muy interesante, porque yo no tengo esta olla pero sí la fussión cook touch advance, que tiene una opción de slow cook, y no he usado jamás porque no veía la utilidad de cocinar más lento la verdad, lo que quiero es terminar cuanto antes, pero visto que nos ahorramos la fritanga y reducimos considerablemente la grasa de este magnífico plato, te voy a hacer caso Salomé y lo voy a probar a hacer así. Por cierto, tampoco he hecho nunca las albóndigas en el horno turbo y me llama un montón la atención.
    Muchas gracias por los consejos guapi, un besito.

    ResponderEliminar
  13. ¡Innegable! Una pinta estupenda. Cada albóndiga respetando su forma redonda. Imagino que la carne resultará más suave que primero frita y luego cocida. Hace unos meses pude probar una carne de buey asada en el horno durante no sé cuántas horas, ¡una barbaridad!, pero suculenta, tierna, jugosa, ... tanto, que se deshacía en la boca.

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Me parecen buenísimas, Salomé!! todo lo que sea reducir grasas es fantástico, sobre todo si mantenemos el sabor. Yo me he comprado una olla de estas eléctricas de las que las programas para tener la comida a la hora que llegues a casa y me parecen el invento del siglo y ahora en invierno la uso más que nunca.
    Me hizo reir eso de que no puedes abrirla o se alarga la cocción al infinito, jajjajaja.

    un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  15. Tienen una pinta fantástica Salomé, yo no tengo olla eléctrica pero intentaré hacerlas sin ella. Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola Salomé,
    Mira que aprendo con tu blog!!! Desde que estoy en el instituto conozco esta olla. Crecí y estudié en EE.UU. y es un clásico de las cocinas estadounidenses. No falta en ninguna de ellas. Cuando vine a vivir a España no traje la mia, porque la corriente es diferente, así que se la dejé a mi madre y compré una. Yo la utilizo constantemente, ya que para guisos es fenomenal, pues lo dejo todo listo, lo pongo a cocinar y cuando llego a casa la comida está lista y caliente... Entre todas las recetas que he hecho en ella, las albóndigas no estaban incluídas, así que me llevo esta receta y este fin de semana aprovecharé prepararlas y dejarlas cociendo durante toda la noche...
    Un besote,
    IDania

    ResponderEliminar
  17. Una pregunta, cuanto echas las albondigas en la olla, pones mas de una capa, no? y no se pegan unas con otras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las pongo como se ve en las fotos, todas en una capa, mi cazuela es grande y caben todas, no creo que sea bueno apilarlas aunque no lo he probado.

      Eliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y visitas, espero volver a veros muy pronto. ¡Aquí estaré con algo rico recién hecho!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...