Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

22 de marzo de 2013

Croquetas de jamón cocido y queso mozarella



He vuelto a hacer croquetas, ahora siempre tengo algunas en el congelador y me solucionan la cena acompañadas de una buena ensalada. Las había desterrado de mi dieta porque me sentaban fatal y le echaba la culpa al rebozo y la fritura pero en realidad el culpable era el trigo que me tenía envenenada... ahora las preparo con harina de espelta blanca y ya no tengo problema.

La bechamel la hago en el microondas, desde la que probé así ya no he vuelto a hacerla de otra manera. La Salsa bechamel en microondas está pensada para usarla como salsa para lasañas, canelones... y funciona igual de bien con harina de espelta o de trigo. Esta de hoy es para hacer croquetas así que tenemos que poner un poco más de harina, lo demás se hace igual. La masa, una vez fría, es bastante compacta y manejable pero al freírla se deshace en la boca, para mí es la ideal.

Las croquetas admiten casi cualquier cosa y por eso suelen ser recetas de aprovechamiento, éstas llevan un poco de jamón cocido y queso mozarella en lonchas que tenía para hacer sandwiches, nunca las había probado así y me gustaron porque el queso se fundió con el calor de la fritura y aportó más sabor del que pensaba.






Ingredientes

para la bechamel
75 gr. de harina de trigo o espelta blanca (no integral)
50 gr. de mantequilla
500 gr. de leche entera caliente
sal fina, pimienta y nuez moscada

para las croquetas
4 lochas de jamón cocido
4 lonchas de queso mozarella
2 huevos
pan rallado


Preparación

Poner en un bol grande de cristal resistente al calor la mantequilla y fundirla en el microondas, sin freírla, durante 15 o 20 segundos a 600 vatios de potencia.

Añadir la harina y mezclarla bien con la mantequilla con ayuda de la varilla o de un tenedor hasta conseguir una pomada. Meter en el microondas a a potencia máxima de uno a dos minutos hasta que la harina se sofría, se ve que la harina se está sofriendo porque burbujea y la superficie se llena de pompitas. Abrir y remover bien, cocinar dos minutos más, sacar y remover.

Calentar la leche en una jarrita a potencia máxima hasta que esté a punto de hervir, añadirla poco a poco sobre la mezcla anterior removiendo con la varilla, se integra muy rápidamente. Añadir la sal y la pimienta, también la nuez moscada si la vamos a usar.

Como aún no habrá espesado lo suficiente, la coceremos un poco más en periodos de 1 minuto a potencia máxima, la sacamos y removemos... hay que tener en cuenta que al enfriar va a espesar bastante. Una vez lista añadiremos el jamón y el queso bien picado, rectificaremos de sal y la echaremos es una fuente honda. Taparemos con film cuidando que esté en contacto con la superficie para que no forme costra.

Cuando la masa esté bien fría, haremos bolitas con un sacabolas de los que se usan para los helados, uno de tamaño pequeño, o con dos cucharitas. La masa es bien firme así que se puede pasar por huevo y pan rallado sin que pierda la forma. Iremos colocando las croquetas sobre un plato de modo que no se toquen unas con otras, una vez refrigeradas unas horas podremos congelarlas dentro de una caja plástica bien separadas unas de otras. Al día siguiente ya se pueden meter en bolsas porque si están congeladas no hay peligro de que se estropeen.

Para freírlas lo mejor es usar un cazo pequeño y llenarlo con el suficiente aceite para que las cubra completamente, esperar a que el aceite esté muy caliente y echar sólo dos o tres de cada vez, no debemos removerlas. Si están congeladas es bueno dejarlas en la nevera unas horas, hay que sacarlas de la bolsa y colocarlas en un plato sin cubrir para que no se humedezcan, una vez descongeladas así se pueden freír normalmente.



30 comentarios :

  1. Buenos días! Unas croquetas riquísimas y con datos interesantes. Quería preguntarte qué sentías cuando comías trigo normal. Muchas gracias y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malestar general y problemas digestivos, respiratorios y cutáneas. Además de hinchazón y aumento de peso.

      Eliminar
  2. Hola guapi,cuando aprendemos contigo,lo de la bechamel en el microondas no tenia ni idea,gracias por eseñarnos ,las croquetas tienen una pintaza que no veas,de momento voy a por un tenedor,jejeje,un beso !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de hacer la bechamel en el micro no es ninguna tontería... es la manera más sencilla y rápida que además te asegura una bechamel sin grumos y perfectamente cocida.

      Eliminar
  3. Ficaram umas croquetes bem lindas.
    Bom fim de semana
    bjs

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Muy cremosas al freírlas pero la masa es bastante compacta así que resultan muy fáciles de rebozar.

      Eliminar
  5. Que ricas! te he conocido a través del concurso de Cocido de Sopa y me he hecho seguidora tuya para no perderme ninguna de tus recetas, de paso te invito a que visites mi blog a ver que te parece, besos!

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las croquetas ,estas tienen muy buena pinta
    besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pinhy, son muy cremosas con la mozarella fundida!

      Eliminar
  7. Pues te han quedado perfectas Salome, estoy segura que esa bechamel diferente es igualmente rica y mucho más sana para aquellas personas que tenéis problemas con la harina de trigo. Será cuestión de probar!!!

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bechamel en el micro funciona perfectamente con harina de trigo Suny, para mi fué un hallazgo!

      Eliminar
  8. A mi también me gusta tener croquetas siempre en el congelador. De jamón y mozzarella son de mis favoritas. Me apunto la bechamel en el micro, que nunca la hice. Un besiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustará mucho el resultado!

      Eliminar
  9. Qué ricas Salomé, me gusta lo de la bechamel en el microondas, estas cosas facilitan la vida. Yo el otro día hice croquetas del cocido con espelta integral y estaban buenísimas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con espelta integral las tengo pendientes!

      Eliminar
  10. Donde estén unas buenas croquetas...poco más hay que decir!

    ResponderEliminar
  11. Excelentes!!!

    Nos vemos el domingo a ver que estás organizando!!! No paras!

    Un besote,
    IDania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá pudiese dedicarle más tiempo al blog pero no hay manera!

      Eliminar
  12. Es una de las cosas que primero empecé a hacer en la cocina y ahora las hago a menudo casi con los ojos cerrados pero desde luego que tengo que probar en microondas, si tú dices que ya no la haces de otra manera por algo será.

    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hago en el micro por rapidez y comodidad, la harina queda perfectamente tostada y el sabor es muy bueno, prúebalo y me cuentas!

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Se deshacen en la boca gracias al queso...

      Eliminar
  14. Que fáciles, que rápidas y que buenas!
    Fíjate, al final el microondas será un electrodoméstico realmente imprescindible.
    Me gusta ese interior, rico rico.
    A esperar al domingo...
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cada vez cocino más en el micro, desde luego que no vale para todo... pero si que solemos infrautilizarlo.

      Eliminar
  15. Genial, bechamel en microondas, he de reconocer que me encantan las croquetas caseras, pero siempre me salen grumos, ya no se que hago mal, es mi punto débil. Probaré de esta manera por si lo consigo, jeje
    Besos, por cierto me encantan los sorteos, te sigo de cerca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esta manera no hay grumos, garantizado!

      Eliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y visitas, espero volver a veros muy pronto. ¡Aquí estaré con algo rico recién hecho!

Blogging tips