Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

29 de octubre de 2013

Pan de molde de espelta con cebolla frita, oregano y albahaca



¿Que pasa cuando el sábado preparas una masa madre para hacer un pan estupendo el domingo? En este caso que hubo cambio de planes y allí se quedo esperándome en la encimera de la cocina... por la tarde hice este pan para aprovecharla y nos lo cenamos con queso, embutido y unas cervezas, una cena poco recomendable pero divertida. La foto no la hice despues de las cervezas sino antes pero con la luz de la cocina no se ve muy bien!

Es un pan muy sabroso por las hierbas y la cebolla frita, incluso puede quedar un poco salado si no reduces la cantidad de sal que le pones a la masa y por eso lleva sólo 3 grs. Es estupendo para hacer bocadillos de fiambre pero también cansa bastante y por eso lo hago muy de vez en cuando.

Queda bien si en lugar de masa madre le pones un trozo de masa vieja de pan o de pizza pero llevará algo menos de harina por lo que seguramente no hará falta añadir nada a los 300 gr. Desde luego se puede hornear en panificadora aunque yo este lo hice en el horno para probar un molde nuevo de aluminio, uno plateado y no me gustó mucho el resultado porque la corteza quedó bastante blanca...





Ingredientes

200 gr. de agua
175 gr. de masa madre de espelta blanca
300 gr. de harina de espelta blanca + 50 gr. para añadir durante el amasado si es necesario
2,5 gr. de levadura de panadería seca
10 gr. de gluten de trigo
3 gr. de sal fina
1 cucharada de aceite de oliva suave

50 gr. de cebolla frita y desecada
1 cucharadita de orégano seco
1 cucharadita de albahaca seca



Preparación

Poner todos los ingredientes - excepto la cebolla frita, el orégano y la albahaca - en el orden indicado en la cubeta de la panificadora. Arrancar el programa nº2, "esponjoso". Durante los primeros minutos de amasado podemos añadir un poco de harina si vemos que la masa está muy líquida.

Cuando suene el pitido añadimos la cebolla frita, el orégano y la albahaca, dejaremos que el programa siga hasta que empiece el segundo levado y entonces sacaremos la masa a la mesa ligeramente enharinada y hacemos un cuadrado con ella sin aplastarla mucho, lo enrollamos y lo colocamos en un molde rectangular previamente untado con aceite. Metemos el molde en una bolsa plástica y lo dejamos levar unos 45 minutos o hasta que doble su volumen. Encendemos el horno a 200ºC para que esté listo cuando el pan haya levado, también podemos hornearlo en la panificadora, creo que sería lo ideal.

Metemos el pan en el horno y lo dejamos así 15 minutos, bajamos la temperatura a 190ºC y lo horneamos durante 20-30 minutos más hasta que esté listo. Lo enfriamos sobre una rejilla.



11 comentarios :

  1. Me encanta te quedo de lujo............un bico

    ResponderEliminar
  2. En casa nos gustan mucho estos panes con sabores fuertes, eso si los solemos comer tal cuales, son menús completos de por si casi jejeje
    Veo que la masa madre a pesar del cambio de planes tuvo un final feliz!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Jajaja Salomé, poco recomendable pero sabe a gloria, no me digas. Pero vamos, sí, es cierto, una vez por semana, que si no la rebequita que me compré el año pasado no me va a abrochar. El resultado se ve perfecto, yo lo haré en panificadora, espero que me quede la corteza también blanquita. Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Es un pan interesante. Coincido en que es una opción de vez en vez considerando los sabores pronunciados que conjuga. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta hacer pan. Y como tú, alguna vez he tenido que correr con alguna masa madre que se me emancipaba en el bol...

    Pero ay la ultima vez que hice pan de cebolla! Se me ocurrió congelar el sobrante, que veía que no lo gastaba, y tiempos después un día que me quedé sin tiempo de hacerme desayuno (ni un triste bizcocho de emergencia) lo saqué. No te quiero contar la cara que me quedó cuando le pegué el mordisco a mi pan con mantequilla y mermelada y recordé... aquel pan de cebolla que había congelado semanas antes... ajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjs

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado con una pinta increíble y ya me imagino el olor en tu cocina.... Qué bien te queda solo con la espelta!!

    besazos

    ResponderEliminar
  7. Achei esse pão lindo e bem interessante,pois nunca usei cebola ou oregáos.
    Tenho a certeza que ficou uma delicia
    bj

    ResponderEliminar
  8. Muy rico como todos tus panes, lo de la cebollita tenemos que probarlo desde luego.... y con orégano... que nosotros tenemos uno estupendo de nuestro huerto...... Nos llevamos la receta.
    Un saludo de Las Chachas.

    ResponderEliminar
  9. Cena divertida y desde luego recomendable para finde, que bueno el pan Salomé.
    A mi si me gusta la corteza blanquita, fíjate.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  10. que placer ver este pan, y mas aun comerlo y sentir su aroma, besos

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y visitas, espero volver a veros muy pronto. ¡Aquí estaré con algo rico recién hecho!

Blogging tips