GuiaCatering.com

23 de mayo de 2015

Yogur natural en yogurtera


El yogur es un producto probiótico porque contiene colonias de microorganismos vivos que al ser consumidos mejoran la salud de nuestra flora intestinal y aumentan nuestra resistencia a las infecciones, alergias y otras enfermedades. Además, el yogur nos aporta calcio, magnesio y fósforo, tres minerales imprescindibles para mantener sanos y fuertes los huesos.

El yogur se consigue fermentando leche y resulta más digestivo que ésta ya que la lactosa (el azúcar de la leche) se convierte en ácido láctico que es bien aceptado por muchas personas con intolerancia a la lactosa. El yogur casero es muy sencillo de preparar y, además de su delicioso sabor, nos ofrece todas las ventajas de este alimento sin conservantes ni aditivos comerciales. Para conseguir un buen yogur casero es importante usar leche pasteurizada (la leche fresca que encontramos en las neveras del supermercado) en lugar de la leche UHT de larga duración. 

El auténtico yogur se prepara solamente con leche y yogur pero se puede añadir una o dos cucharadas de leche en polvo si preferimos que el yogur sea más denso. Respecto al yogur que añadimos a la leche, aunque podemos usar uno de los que hemos preparado en casa, resulta mejor si le ponemos un yogur natural comprado procurando que su fecha de caducidad sea lo más lejana posible.



19 de mayo de 2015

Pan de barra de espelta y centeno integral en panificadora


El otro día en el grupo de Facebook Yo también tengo una panificadora se preguntaba sobre como hacer pan de barra en la panificadora, no sólo amasarlo sino hacerlo de principio a fin sin necesidad de encender el horno. Esa idea llamó mi atención y me lo tomé como un reto: Hacer un pan de corteza crujiente, con una buena greña, con una miga húmeda y sabrosa lo bastante compacta para "mojar" pero con unos buenos alveolos... ¿Sería posible conseguir una pan así en la panificadora?

Pensé utilizar los mismos ingredientes que usaríamos para hacer unas buenas barras de pan y me pareció imprescindible hacer una esponja o poolish que es un prefermento para darle cuerpo y sabor al pan. Me acordé de una receta de "pan a la antigua usanza" que mezcla harina de trigo con un poco de centeno para darle sabor y que usa muy poca levadura ya que antaño era cara y escasa. El resultado me sorprendió muy gratamente, el pan es largo y no muy alto, en los extremos es más bajo y sube algo más en el centro donde la greña es más pronunciada, hasta aquí todo es muy parecido a una barra. Al cortarlo suena como la barra más crujiente y la miga es perfecta para mojar. No se parece en nada a un pan de molde y si a una barra de pan de pueblo de esas que ya casi no quedan.

La receta es del libro Whole Grain Breads y se mide en tazas y cucharadas así que tendréis que usar las que trae la panificadora aunque os aconsejo compraros un juego de tazas para medir ya que son muy baratas y resultan comodísimas para hacer pan. Las cantidades no son tan exactas como si usamos una balanza digital pero no importa porque siempre tendremos que ajustar ligeramente la hidratación durante el amasado. Siempre puedes usar una taza de té porque es más o menos esa capacidad, una taza son 240 ml, 3/4 de taza son 180 ml., 1/2 taza son 120 ml, 1/3 de taza son 80 ml. y 1/4 de taza son 60 ml.





15 de mayo de 2015

Judías verdes con jamón en olla programable


Las judías verdes con jamón es unos de los platos de verdura que mas me gustan y cuando lo preparo suelo añadirle unas patatas cocidas al vapor y unos huevo duros por lo que se convierten en un plato único completo. Las de la foto ya están preparadas para llevar al otro día a la oficina porque ésta es una de mis comidas para tuper favoritas, eso sí, las patatas hay que rehogarlas bien en el aceite y se deben comer cuanto antes por lo que suelo hacerlas la noche antes de consumirlas.

Las judías verdes y las patatas tenemos que cocerlas antes de rehogarlas y las suelo hacer al vapor en la olla programable porque se tarda menos que en una cazuela de vapor convencional y quedan mejor que si las cocemos entre agua. Necesitaremos una olla programable (o una olla a presión convencional), un cestillo de vapor y una rejilla que colocaremos en el fondo de la olla para que separe el cestillo del agua.

Para mi lo ideal es usar una cubeta de acero inoxidable y el cestillo para cocer al vapor (también de acero que se suele vender con las ollas) que se coloca sobre la "rejilla para asados", pondremos agua en la cubeta hasta que apenas cubra la rejilla y así nos aseguramos de que la comida no queda sumergida. Como ahora tengo dos ollas programables he dejado la más antigua (una GM del modelo C) con la cubeta de acero, la rejilla y el cestillo dentro ya que la uso casi exclusivamente para cocinar al vapor en el programa Arroz, la nueva la tengo con la cubeta cerámica dorada que es muy antiadherente y no quiero estropearla con la rejilla para asados y el cestillo.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips