GuiaCatering.com

8 de septiembre de 2011

Chapata integral



Este suculento bocata caliente de jamón, mozarella y provolone está hecho con pan de chapata integral. En casa es un clásico para las cenas rápidas... últimamente lo paso fatal porque el olor de los quesos al fundirse se mezcla con el del pan al tostarse alertando a tus sentidos de lo que les espera... un bocadillo sabroso, caliente y crocante! Mis sentidos se desorientan cuando después de esta orgía olfativa reciben una sopa, muy rica... pero sopa! Muchas veces me dan un mordisquito  que resulta como un 'premio de consolación'... ni premia ni consuela y te deja peor que antes!

He preparado varias veces las chapatas de Peter Reinhat que podéis ver aquí, pero soy incapaz de repetir algo más de dos o tres veces sin cambiar nada... me preguntaba si al añadir harina integral el pan seguiría resultando tan ligero y crocante... para el experimento utilicé la receta de la estupenda Chapata de Dulce y Salado, modifique la cantidad de agua, añadí la harina integral y una pizca de levadura para forzar el levado. Utilicé masa madre integral para potenciar el sabor y evitar usar una mayor proporción de harina integral y resultó!


La forma de hacerla es muy similar a las otras dos chapatas que os he comentado, supongo que cualquiera de los tres métodos funciona bien pero aquí detallaré como hice éstas.




Ingredientes

500 gr. de harina de fuerza
50 gr. de harina integral
150 gr. de masa madre integral
1 cucharada de miel
10 gr. de sal
2 gr. de levadura
415 gr. de agua fría de la nevera





Preparación


Medir el agua en un bol grande, añadir los demás ingredientes y amasar, con ayuda de una cuchara de madera o silicona, durante un minuto. Dejar reposar tapada con un paño y la dejaremos descansar 15-20 minutos, este tiempo es más largo de lo habitual porque la harina integral tarda más en hidratarse.


Pasado este tiempo amasamos como un minuto hasta conseguir simplemente que todo esté bien mezclado. Obtendremos una masa húmeda y pegajosa que pasaremos a un bol aceitado, yo uso un taper muy grande cuadrado, pulverizamos aceite por encima, lo tapamos y lo dejamos descansar durante 15 minutos.





Ahora hay que hacer unos plegados a la masa, se pueden hacer sacándola sobre una superficie aceitada, a mí no me convence ese método porque resulta bastante pringoso así que lo hago en el mismo recipiente con ayuda de dos espátulas de silicona, sólo hay que levantar la masa de un extremo estirando hacia arriba y dejarla caer sobre el centro, repetimos por el lado opuesto, lo tapamos y esperamos otros diez minutos. Esta operación la haremos en total cuatro veces a intervalos de 10-15 minutos. Después de cada descanso, mientras hacemos el siguiente plegado, vemos como la masa va cambiando de textura. Tras el último envolvemos el recipiente en papel film y lo refrigeramos hasta el día siguiente, podemos mantenerlo en la nevera durante cuatro días y hornear cuando nos convenga.






El día que lo vamos a hornear tenemos que sacar la masa de la nevera dos o horas antes, dependerá de la temperatura ambiental. Pasada una hora la colocamos sobre una superficie cubierta de harina, tendremos cuidado de no desgasificarla, espolvoreamos abundante harina por encima y con ayuda de una espátula de panadero la partimos por la mitad separando una parte de la otra. Doblamos cada una en tres, los dos extremos sobre el centro y echamos harina por encima y las cubrimos con un film bien aceitado.





Una hora más tarde las preparamos para el levado final, partimos una hoja de papel para horno por la mitad y la espolvoreamos con harina, la colocamos junto a una de las mitades de la masa y con las manos bien enharinadas y mucha decisión la pasamos sobre el papel estirándola y procurando darle forma rectangular. Hacemos lo mismo con la otra y las cubrimos con un paño para que leven como una hora.
Media hora después encendemos el horno al máximo con la piedra de hornear o una bandeja de metal negro colocadas en la rejilla inferior.






Introducimos una de las chapatas colocada en diagonal sobre la piedra, echamos un poco de agua fría en la base del horno para producir vapor y horneamos durante media hora, pasados cinco minutos bajamos la temperatura a 220ºC, diez minutos después rotamos la chapata para que la cocción sea uniforme. Al sacar la primera del otro metemos la otra y procederemos igual que con la anterior. Enfriamos sobre una rejilla.

Este pan está rico si es del día, yo no puedo hornear a diario así que cuando han enfriado completamente las corto en tres o cuatro pedazos y envuelvo cada uno en film. Congelo cada porción y sólo hay que descongelar a temperatura ambiente para disfrutar de un bocadillo como este. Si es para tomar sólo también conviene recalentarlo un par de minutos sobre el tostador.

41 comentarios :

  1. Salome,
    Se ya quedado con un aspecto my bueno la bocata... Me encanta lo pan chapata, pero numca ya echo intregal. Lo tuyo se ya quedado con un aspecto muy esponsojo : ) Me ya gustado mucho de la receta.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Chapata y además integral, con todo el reposo de la masa en la nevera, sabor rico y la miga..... el jamoncito falta.... UN BESO!!!

    ResponderEliminar
  3. Adorei a sugestão,......ficou cá com um aspecto!
    Beijinhos

    ResponderEliminar
  4. Nunca he hecho pan, y el tuyo te ha quedado estupendo Salomé, ya me comía un par de bocatas como este esta noche.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¿A qué hora me dijise que me plantara en tu casa para una cena "chapatera"? ;)) Ja ja ja.

    Ya sabes que como ando metida en este "mundo pan" tu entrada me es de lo mas interesante, pero esa orgia para los sentidos no debe ser nada buena, ¿no? ¡Lo que se sufre cuando una esta a dieta!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. De verdad que voluntad tienes!
    Por hacer todo ese proceso, por hacer esos bocatas y sólo tomar un bocado pero sobre todo por ver esa miga y no comértela entera.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pero que ganas le tengo a la chapata, con lo que nos gustan y nada que no me atrevo....

    Delicioso el bocata.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Fantástico bocata querida, quien lo pillara!

    Esta receta queda anotada, pinta muy bien...

    ResponderEliminar
  9. That looks really delicious...Yummy...I would love to try this..

    Aarthi

    ResponderEliminar
  10. Tiene muy buena pinta!
    Es una idea genial de poner la masa en el frigo, así eres más tranquila y la puedes hacer en cualquier momento.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. La chapata de harina normal ya me encanta y no sabes como me llama la atención esta integral, me llevo la receta por que el bocata no puedo!!!Bss

    ResponderEliminar
  12. Que delicia, y con ese queso derretido escapándose... Sin duda un sandwich insuperable!
    Cariños

    ResponderEliminar
  13. Guapísima, me encanta el resultado, pero tengo dos duda, la levadura supongo que es de panadería, no? Y la cantidad equivale a una cucharadita pequeña, más o menos?

    Besos.
    GustoCocina - María G.

    ResponderEliminar
  14. Vaya miga tan buena, Salomé, me encanta la textura que le ha quedado, te has lucido.

    un biquiño

    ResponderEliminar
  15. Salomé solo ver la foto del bocata ya me dan ganas de meterme de cabeza en tu casa ..ese quesillo derretido lo dice todo..eres un máquina guapa

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado un bocata para no dejar nada, estupendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Algún día tengo que atreverme con los panes, aunque sólo sea para hacerme un bocata como ese!!!

    ResponderEliminar
  18. Madre mia, que rico te ha quedado , a estas horas no veas como disfrutaría yo de un bocata de estas caracteristicas.

    bicos

    ResponderEliminar
  19. sano y buenísimo! que buena pinta, besos

    ResponderEliminar
  20. Las chapatas me alucinan...y los bocadillos con ella son lo mejor de lo mejor que hay!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  21. Salome andamos igual con la dieta, este bocata es sencillamente delicioso y se me esta haciendo la boca agua.
    Después de cenar una ensalada y pechuga asada, ver este bocadillo es una autentica tortura.
    ¡quien lo pillara!
    Besos y animo

    ResponderEliminar
  22. Suerte con la dieta entonces, debe ser un martirio preparar semejante cena deliciosa y no poder probar. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. JÁ FIZ PÃO CHAPATA E GOSTEI MUITO.
    E ESSE SENDO INTEGRAL , MELHOR AINDA.
    BESOS

    ResponderEliminar
  24. Es uno de los bocadillos más apetitosos que he visto en mucho tiempo. No me suelen gustar esos de pan súper gordote, pero este es que es ideal.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Qué bocata nos traes Salomé, qué chulada!
    Mi próximo reto panífero será la cahapta, ya lo tenía claro. Iba a probar con alguna de tus recetas pero esta me llama mucho (Así enfilo un bocata playero para el domingo!!)

    Besos

    ResponderEliminar
  26. ohhh delicioso! y mas haciendo una el pan en casa.
    un saludo.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  27. Y qué bien sientan esas cenas rápidas de rapiñar por la nevera y meterlo en pan, no para todos los días, pero es un placer.
    Un pan divino.
    Besooos

    ResponderEliminar
  28. Vaya bocata rico, rico...creo que podría vivir a base de queso y pan...Galicia se lleva la palma a la hora de hablar de pan y para muestra tus recetas!

    ResponderEliminar
  29. Que bocadillo. Eres la reina del pan Salomé. no se te resiste ninguno!!! besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  30. Que buena pinta, ha de estar riquísimo...
    besos

    ResponderEliminar
  31. Nada mejor para un fantástico bocadillo que un pan crujiente y tierno como este.
    Tomo buena nota de tus consejos.
    Tiene un aspecto delicioso!

    ResponderEliminar
  32. desde luego qué coraje oler esa delicia y comer sopa :(

    Las fotos del pan son fantásticas así que habrá que probarlo ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  33. Cielo queriamos hacer una cenuca para el viernes 23 o sabado 24 en Gijón a ver si te apuntas. Isabel de Aliter Dulcia y yo si nos apuntamos. Si no hay gente mirariamos para la siguiente semana y si tampoco pues nada, que alguien proponga. Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Qué bocata más impresionante! El pan te ha quedado espectacular y el relleno... vaya pareja más perfecta! Menos mal que ya he comido, así no lo paso tan mal.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  35. Te mereces un monumento hacer este pan tan bueno y luego casi ni probarlo. Y con el queso debe estar de muerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. pedazo de pan.queda genial ese bocata

    ResponderEliminar
  37. ¡jó, Salomé! ¡que buena pin tiene la chapata! y el bocata, ¡ni te cuento!...creo que alguna vez lo he comentado en algún lado...¡sois tod@s unos hachas!;el pan es, entre otros, una de mis asignaturas pendientes...no sé a qué le tengo más miedo,si a que no me salga, o a que me salga bien,con todo lo que éso conllevaría,jjjjj(todo el día comiendo pan...)
    Muxu bat,Salomé!!!!

    ResponderEliminar
  38. Gracias a todos por vuestros comentarios...

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y visitas, espero volver a veros muy pronto. ¡Aquí estaré con algo rico recién hecho!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...