Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18 de abril de 2015

Pan de trigo y avena en panificadora Lidl



Cada vez que sale a la venta la panificadora del Lidl este blog recibe una gran cantidad de visitas porque sabemos que hacer pan no sólo consiste en comprar una máquina, tenemos que saber usarla y elegir las recetas adecuadas. Desgraciadamente muchas, quizá la mayoría, de esas flamantes panificadoras acaban guardadas y no se utilizan más porque después de un par de intentos fallidos decidimos que eso de hacer pan no es lo mío... 

El pan de trigo y avena de hoy lo comparto especialmente para todas esas panificadoras nuevas, es un pan tierno y esponjoso pero con su corteza y su sabor a pan. Es importante que el pan no suba demasiado o la superficie no se horneará bien así que procuraremos poner la cantidad adecuada de masa y para el tamaño de la panificadora y también podemos cortar la masa con un cuchillo  de lado a lado justo antes de que empiece el horneado, de esta manera el pan se abre y sube de una manera uniforme.

Intentaré explicar porque elegimos cada ingrediente ya que hacer pan es fácil pero cada detalle es importante. El resto del proceso es muy sencillo porque este es uno de esos panes que se hacen solos, el ideal para principiantes porque si los primeros panes salen incomibles la panificadora se va al trastero!





Ingredientes (para una cubeta grande con dos paletas amasadoras)

  • 350 g de agua (1)
  • 100 g de avena (2)
  • 12 g de sal fina (3)
  • 15 g de miel (4)
  • 25 g de mantequilla (5) 
  • 500 g de harina de trigo de fuerza (6)
  • 5 g de levadura seca de panadería (7) 

(1) El agua es agua del grifo normal y corriente excepto si donde vives el agua del grifo no es buena para beber porque tiene mucha cal o no tiene buen sabor, entonces utiliza agua de botella a temperatura ambiente. Siempre podemos utilizar agua filtrada si es la que tenemos en casa. En muchas recetas para panificadora se indica que el agua debe ser templada y no sólo no es necesario sino que esto puede hacer que las masas acaben sobrefermentadas,  el programa de la panificadora ya contempla un ligero calentamiento de la cubeta cuando es necesario por lo que el agua siempre a temperatura ambiente

(2) La avena que he utilizado es la que venden en el Lidl, también se llama avena en hojuelas porque no se ven los copos enteros sino laminados y es la mejor para este pan ya que no hay que remojarla previamente al estar cortada en láminas finas.

(3) La sal que usaremos será fina porque se mezclará más fácil y homogéneamente en la masa. Una de mis leyendas urbanas favoritas es que si la sal y la levadura se tocan se autodestruyen, esto por supuesto no es así, piensa que estarán juntas durante todo el proceso y una complementará a la otra para equilibrar el levado: si no echásemos sal al pan la levadura no tendría freno y el levado sería rápido y excesivo, sin levadura por supuesto no levaría y con demasiada sal el pan quedará muy compacto porque impedirá a la levadura hacer su trabajo. Sólo debemos separarlas si usamos un programa con inicio retardado y van a estar horas mezcladas, en ese caso lo mejor es poner la sal en el agua y la levadura sobre la harina.

(4) La miel es simplemente azúcar y ésta es el alimento favorito de la levadura, puedes sustituirla por cualquier otro tipo de azúcar: azúcar blanquilla, azúcar moreno, Sirope de Ágave... cada una aportará su sabor particular pero todas harán el trabajo.

(5) La mantequilla la pondremos fría de la nevera y cortada en pedacitos, personalmente me gusta más como queda la masa con la mantequilla fría que si la ponemos derretida o a temperatura ambiente.

(6) La harina de fuerza no es la única harina con la que podemos hacer pan, ni siquiera es la mejor opción en general pero al principio es bueno usarla porque nos aseguramos que el pan va a tener mucha fuerza y subirá bien, hoy vamos a  utilizar el programa nº 2 ESPONJOSO para darle un poco más de tiempo a la masa y que se desarrolle correctamente. También puedes poner la mitad de harina de fuerza y la mitad de harina de trigo normal, entonces usarías el programa nº1 para pan "normal" o "básico".

(7) La levadura que suelo usar en la panificadora es la levadura seca de panadería, la fresca está bien para panes dulces como los brioches y los roscones pero en general la seca funciona mejor en estas máquinas. 



Preparación

  1. Saca la cubeta de la panificadora y coloca las paletas amasadoras, pon la cubeta sobre la báscula y ponla a cero. Ahora hay que ir añadiendo cada ingrediente según el orden en que están escritos y pesar cada uno poniendo a cero la báscula cada vez, así te aseguras de que las cantidades son correctas.
  2. Selecciona el programa nº 2 ESPONJOSO y dale al botón de arranque.
  3. No bajes la tapa todavía, mira y observa bien lo que pasa, verás como se va formando la masa... al principio está muy basta con la avena entera y la harina medio seca porque no ha tenido tiempo de hidratarse. Cuando van pasando los minutos la masa va tomando forma, estará suave y bien hidratada pero no blanducha, formará una bola cuando la máquina está en funcionamiento pero cuando para el amasado la masa caerá al fondo. En este momento debes decidir si la masa está bien y entonces podrás bajas la tapa y dejar que la máquina haga el resto del trabajo, o si está demasiado blanda (entonces añadirás una cucharada de harina, esperarás a que se amase bien y comprobarás si ya textura ya es la correcta) o si está algo reseca (en ese caso añadirás una cucharada de agua y esperarás a que se integre para decidir si es suficiente).
  4. Ahora ya puedes bajar la tapa y dejar que la máquina haga su trabajo.
  5. Cuando falten 60 minutos para terminar el programa empezará el horneado, verás que la masa ha levado y ese es el momento para hacer un corte longitudinal con un cuchillo afilado y de un centímetro de profundidad en la masa, esto te garantiza una subida uniforme del pan pero no es necesario hacerlo si no te apetece. Cuando el pan se está horneando si que es importante no abrir la panificadora porque perderá calor.
  6. Cuando termine el horneado la máquina te avisará con unos pitidos, entonces debes sacar la cubeta de la máquina y dejarla unos cinco minutos sobre una superficie que aguante el calor para que el pan enfríe un poco y se pueda desmoldar bien.
  7. Para sacar el pan de la cubeta la coges por los laterales, con unos buenos guantes de horno puestos, y la sacudes ligeramente, si el pan no sale puedes mover un poco las ruedas de las paletas para que se aflojen pero no demasiado o romperás el pan. Cuando el pan salga de la cubeta es posible que las paletas amasadoras estén dentro pero no intentes quitarlas hasta que enfríe.
  8. Pon la cubeta en el fregadero y llénala de agua, déjala un ratito a remojo y luego friegala normalmente. Debes ponerla en la panificadora bien seca y con las paletas dentro pero fuera de sus soportes, las colocarás en sus sitio cuando vayas a hacer pan de nuevo.
  9. Pon el pan a enfriar sobre una rejilla al menos durante seis horas. Cuando esté bien frío puedes colocarlo de lado y retirar las paletas amasadoras con ayuda del gancho que trae la panificadora, al estar frías salen bien.
  10. ¡Ahora ya puedes disfrutar de tu pan!


36 comentarios :

  1. Hacer pan en casa es una auténtica delicia. Casualidad, hace poco preparé uno parecidísimo a este que presentas, y muy rico. Me quedo por aquí para ver más recetas. Un beso

    ResponderEliminar
  2. mira q muchas veces hago pan y no sabia xa q era el gancho!!!! jajaja. asi q siempre se me descojonaba. me quedo sobretodo con las ultimas lineas de la receta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son cosas muy obvias Sergio pero al principio todo es una incógnita y hay demasiadas "leyendas urbanas" que confunden mucho. Si usas el gancho para sacar las paletas verás que es más sencillo y cuando el pan está frío salen mejor, son cosas de cajón pero es mejor saberlas desde el principio que aprender a golpes!

      Eliminar
  3. Se ve delicioso y las explicaciones son muy buenas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Alícia, espero que te ayuden.

      Eliminar
  4. Con tus instrucciones querida Salomé, nadie podrá fallar, yo por suerte, desde que entró la "pani" en casa todo fue perfecto, así que no está guardada en un rincón, sino que tiene su sitial de honor en mi cocina. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Pamela, eso es lo deseable pero hay muchas panis castigadas en los trasteros sólo porque no han hecho buenos panes desde el principio!

      Eliminar
  5. Hola Salomé, un tutorial magnífico y que acabo de recomendar a una amiga que se acaba de comprar la panificadora, me ha gustado mucho porque yo como todas me imagino estaba toda llena de dudas ( no te imaginas las maniobras con el tema de la sal y la levadura, me llegé a plantearme no añadir sal, ja,ja,ja) con este post no hay lugar a esas dudas y además con una receta deliciosa que pienso probar porque el pan de avena me encanta. Como no voy a confiar en tus recetas con lo buenas y fiables que son, perdoname por cambiarte el nombre, ya sabes que las prisas no son buenas y yo últimamente voy corriendo a todo, pero ahora ya está bien.
    Un besito enorme y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la sal y la levadura siempre me ha llamado la atención... es muy curioso! El nuevo nombre me gustaba mucho... jejeje...

      Eliminar
  6. Pues seguro que le viene muy bien a la gente que comienza con la maquinita y a los que no tenemos pero usamos la ka o demás también, que nos gustan probar panes tan ricos y bonitos como el que hoy nos dejas.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esso espero porque al principio te sientes perdido y un poco de ayuda no viene mal.

      Eliminar
  7. Que bueno es el pan hecho en casa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Silvia, el único que deberíamos comer.

      Eliminar
  8. Yo tengo la panificadora antigua y la verdad que ahora hago poco pan pues vivo sola,antes la usaba todas las semanas.
    En cuanto a lo de la sal y la levadura,me enteré por un libro de panes que tengo,yo pongo los liquidos y la sal abajo y la levadura encima de la harina.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también como poco pan Encarnita, por eso la pani me viene fenomenal porque hago un pan y lo congelo en rebanadas para el desayuno que tostado me encanta.

      Eliminar
  9. Che bello questo pane, perfetto per la colazione.
    TI abbraccio

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Salomé! Vengo por recomendación de Manoli (El blog de Manoli y Los postres de Manoli) que en cuanto vio esta entrada me estaba avisando por WhatsApp porque sabe que soy una de las afortunadas que se ha hecho con una panificadora de LIDL y esta entrada es completísima para los novatos como yo.

    Miraré con calma tus recetas porque estoy segura de que voy a aprender mucho y por supuesto me quedo como seguidora que eres el descubrimiento del mes.

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia Cuca, espero que te sirva de ayuda...

      Eliminar
  11. Que rico y bueno pan :)
    Besos,
    Espero por ti em:
    www.strawberrycandymoreira.blogspot.pt
    www.facebook.com/omeurefugioculinario

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la explicación y las indicaciones, es estupendo. Yo no tengo la pani de Lidl, pero le tengo unas ganas... Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate Laura y compra esa o cualquier otra, verás que gratificante es hacer pan casero!

      Eliminar
  13. Qué bien te ha quedado el pan, perfecto!! =)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Me salió riquísimo aunque le aumenté un poquito la cantidad de avena y bajé la de trigo. Gracias bombón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por confiar en mi receta, me alegro que te gustase!

      Eliminar
  15. hola salomé imagino que se podría sustituir la harina de trigo normal por espelta y se le añadiría gluten?

    gracias por tus consejos, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meli, efectivamente sustituiríamos la harina de trigo de fuerza por espelta blanca y le añadiríamos un poco de gluten para evitar que la espelta por si sola leve y luego colapse porque el gluten le da estructura al pan, con dos cucharaditas es suficiente. Considera también que la espelta necesita un poco menos de agua que el trigo aunque al principio la masa parece algo seca ya que tarda más en hidratarse, generalmente en ese momento añadimos un poco de agua y luego vemos una masa demasiado hidratada... yo suelo guardar dos cucharadas del agua que se indica en una receta con trigo y las añado durante el amasado si es necesario. La espelta también necesita algo menos de levadura, con 5 g sería suficiente para este pan. Como el levado es muy rápido te aconsejo que uses siempre el programa de pan normal.

      Eliminar
    2. Gracías Salomé, además tienes varias con bebida de avena, que es la que tomo actualmente y me van a venir genial¡¡¡¡

      muchas gracias por todo el trabajazo que te pasas y tan generosamente compartes¡¡¡

      besotes¡¡¡¡

      Eliminar
    3. Espero que te sirva de ayuda, es la mejor recompensa!

      Eliminar
  16. Hola Salomé soy nueva con las panificadoras pero no haciendo pan, en casa siempre se ha hecho y nos encanta la casa cuando se llena de ese aroma. Me acabo de comprar la Moulinex Bagette porque a las de Lidl nunca llego, jejeje. Si uso mi máquina, cuál sería el programa que debo usar? Un saludo, y muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo esa máquina porque la del Lidl no me gustaba como horneaba los panes. Usarías el programa nº 5 que se llama Pan Francés y equivale al Esponjoso de otras panificadoras.

      Eliminar
  17. Holaaa
    Se podria sustitur la mantequilla por aceite de oliva?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede sustituir sin problema, de hecho yo casi siempre hago el pan con aceite de oliva pero en este caso me parece que el sabor del pan con la mantequilla es muy especial!

      Eliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y visitas, espero volver a veros muy pronto. ¡Aquí estaré con algo rico recién hecho!

Blogging tips